Compartir
flecha

Una semana Santa segura

En semana santa muchos quieren compartir en familia. Recuerda estos consejos para que tus vacaciones sean felices, seguras y sin sorpresas desagradables.

Una Semana Santa segura. En tu hogar, en la vía y en tu destino

icono
Julio 15, 2017

Se acerca Semana Santa, para muchos sinónimo de viajes, descanso y tiempo en familia. Si lo que deseas es que esta temporada transcurra tranquila junto a los que más quieres, entonces lo mejor es que tomes las precauciones para que todo marche bien. Aquí algunos consejos que pueden resultarte útiles a la hora de empezar tu Semana Santa con el pie derecho.

EN TU HOGAR

  • Si viajas cerciórate de que tu casa quede bien cerrada. Revisa puertas, ventanas, balcones y terrazas. Así mismo, cierra las llaves del gas y apaga o desconecta los electrodomésticos. Si tu casa cuenta con un sistema de alarma, no olvides activarlo antes de salir.
  • Nunca está de más avisarle a alguien de tu total y entera confianza que no te encontrarás en casa. Pídele a esta persona que se comunique con las autoridades competentes (línea 123) en caso tal de notar movimientos sospechosos en tu casa.
  • Guarda todos los objetos de valor que se encuentren dispuestos a simple vista. En caso tal de contar con acceso a una caja fuerte, lo mejor es que dispongas dentro de ella joyas, dinero y todos los elementos que puedan llegar a resultar atractivos para los amigos de lo ajeno.

EN LA VÍA

  • Tu automóvil debe encontrarse en óptimas condiciones para llevar a cabo un viaje. Una revisión mecánica 15 días antes de la partida es lo más recomendable. Antes de salir comprueba los niveles de aceite, frenos, dirección, líquido refrigerante o agua, líquido limpia-brisas, gasolina, sistema de luces, direccionales, aire de las llantas, stop y reversa. Así mismo, revisa que el vehículo cuente con toda la documentación y asegúrate de que esté en regla.
  • Consulta el estado de las vías antes de salir hacia tu destino para así evitar exitosamente derrumbes, accidentes, cierres en las carreteras o cualquier tipo de contratiempo que genere retrasos. Identifica con antelación sitios de interés en la vía como peajes, restaurantes, hoteles, estaciones de servicio y hospitales.
  • Respeta las normas y señalizaciones de la carretera. Recuerda que está prohibido que los niños menores de 10 años viajen en el asiento del copiloto.
  • No tomes mientras manejas, come ligero e hidrátate durante el viaje.
  • Has paradas breves cada tres o cuatro horas; de esta manera descansarás y te recuperarás para continuar la marcha
  • Evita la fatiga o micro sueños durante tú viaje. Esto se logra durmiendo bien antes de viajar, alimentándose con snacks suaves durante el trayecto (evita las grasas y los lácteos), parando cada dos horas o 200 kilómetros para caminar durante 15 minutos. Si durante el trayecto sientes sueño al manejar, toma una siesta de 20 minutos para revitalizarte.

UNA VEZ EN TU DESTINO

  • Procura tener cuidado con los alimentos que consumes. Revisa siempre lo que compres: si se trata de comidas procesadas o enlatados ten en cuenta siempre la fecha de vencimiento; si por el contrario se trata de comida fresca revisa que el color, olor y textura sean las correctas. En el caso de pescados o mariscos, procura consumirlos a la mayor brevedad posible. Evita descongelarlos y volverlos a congelar.
  • Evita exponerte prolongadamente a la luz solar directa entre las 9 de la mañana y las 4 de la tarde; una recomendación válida tanto para destinos tropicales como de alta montaña. Antes de salir aplica siempre bloqueador solar con un factor de protección alto, y ayúdate de sombreros y ropa para cubrir la mayor cantidad de piel.
  • Los niños siempre deben estar bajo la supervisión de un adulto, aún más si se encuentran cerca de piscinas, lagos, ríos o del mar. En estos casos los pequeños deben usar siempre chalecos flotadores ajustados a su tamaño. Así mismo, es importante que una vez llegues al lugar ubiques los puestos de socorro.

Ten siempre presente el cuidado de la naturaleza y no abandones desechos ni basuras en los lugares en los que te encuentres. Utiliza siempre las papeleras, y en caso tal de que no las haya recoge tus desperdicios en una bolsa y cárgala contigo hasta que consigas encontrar el lugar apropiado para desecharla.

Te puede interesar

Sácale tiempo al desayuno. Parte fundamental de una dieta balanceada
Sácale tiempo al desayuno. Parte fundamental de una dieta balanceada
3 Características de un empleado ideal. Conviértete en uno de ellos
3 Características de un empleado ideal. Conviértete en uno de ellos
Sonrisas saludables, buena higiene bucal: Dientes, lengua y encías
Sonrisas saludables, buena higiene bucal: Dientes, lengua y encías
¿Qué le pasa a tu cuerpo si dejas de fumar? Entérate por tu salud
¿Qué le pasa a tu cuerpo si dejas de fumar? Entérate por tu salud