Compartir
flecha

Un espacio organizado reduce el estrés

El estrés produce ansiedad y angustia, afectando tu salud, aumentan el riesgo de enfermedades cómo infarto de miocardio, hipertensión, gastritis y úlceras

Un espacio organizado reduce el estrés, sigue estos consejos

icono
Septiembre 08, 2017

El estrés comprende emociones cómo ansiedad, angustia y tensión que pueden llegar a afectar la vida diaria, e incluso un incremento del riesgo de padecer enfermedades cómo infarto agudo de miocardio, hipertensión arterial, gastritis y úlcera péptica. El ambiente de trabajo es de los puntos más importantes a intervenir cuando se desea disminuir los niveles de estrés, al ser el entorno en el que se desarrollan la mayoría de las actividades.

Hoy, hablaremos de cómo reorganizar los espacios en los que trabajamos, basados en las recomendaciones de Marie Kondo, creadora del método KonMari, para mejorar así nuestra calidad de vida.


¿Por dónde debes empezar?


Verifica la orientación del puesto de trabajo, evaluando la cantidad de ruido que percibes y si cuenta con la iluminación y ventilación suficiente, esto te permitirá trabajar con mayor comodidad.

Comprueba la altura de tu silla respecto al escritorio y al computador, debes tener un ángulo de visibilidad de 20deg; hacia abajo aproximadamente y una distancia entre 50 a 60 cm con respecto a la pantalla. Recuerda que una correcta posición favorecerá que no asumas posturas incómodas que conllevarán problemas cómo tensión muscular o lesiones de la columna vertebral.


¿Cómo puedes ordenar tus cosas de un modo más eficiente?


Un error común es basar la organización de los objetos por ubicación, lo que lleva a acumular una gran cantidad de útiles que ya no se usan y, que de hecho, vuelven a existir cuando se está buscando algo que anda perdido, en este caso lo ideal es ordenar por categorías:

  • Organiza los cajones colocando los objetos que usas con mayor frecuencia en el cajón más cercano a tu mano dominante, así podrás acceder a ellos apenas los necesites.

 

  • Revisa las carpetas y los documentos que tienes a la mano, dejando solo aquellos en los que estás trabajando, el resto archívalos, así tendrás fácil acceso a la información que necesitas, si aún hay muchos documentos que usas a diario, puedes utilizar colores para clasificarlos por temas.

 

  • Evita almacenar papeles en sobres sin marcar, si bien dan una apariencia de orden, muchas veces se conservan papeles como folletos, publicidad o recibos, que ya no se usan.

 

  • Si tienes estanterías o un archivador, procura colocar las carpetas, manuales o libros de forma vertical, así serán más fáciles de visualizar y localizar.

 

  • Si utilizas libros de consulta, considera mantenerlos en donde haga falta, de esta forma, podrás acceder a ellos con mayor facilidad y no tendrás que levantarte constantemente para usarlos.

 

  • Es común que al estar desechando aquello que no usas, te encuentres con cosas que aun consideras útiles, en este caso evalúa si en verdad lo necesitas, si no es así, deséchalos.


Por último, organiza las tareas según su prioridad, programa el tiempo que puede llevar realizarlas y establece un plan. Un consejo útil es abordar la tarea que implica mayor dificultad en las primeras horas de la mañana, cuando te encuentras descansado y eres más productivo.

Te puede interesar

Por una buena elección, lee las etiquetas. Cuida a tu familia
Por una buena elección, lee las etiquetas. Cuida a tu familia
Cuidar la piel de tus hijos en vacaciones, 5 claves que debes saber
Cuidar la piel de tus hijos en vacaciones, 5 claves que debes saber
5 sencillos pasos para tomar más agua. Hazlo por tu salud
5 sencillos pasos para tomar más agua. Hazlo por tu salud
Siéntete bella durante tu embarazo. Disfruta esta hermosa etapa
Siéntete bella durante tu embarazo. Disfruta esta hermosa etapa