Compartir
flecha

Hombros atrás, cuello recto…¡Espalda saludable!

La mayoría de la gente experimenta o ha experimentado algún tipo de dolor de espalda. La prevención es la clave.

¡Cuidado de la espalda! Hombros atrás, cuello recto

icono
Junio 01, 2017

La mayoría de la población experimenta o ha experimentado en algún punto de su vida un dolor de espalda. En algunos casos esta afección suele ser pasajera, pero cuando los síntomas persisten y no hay un tratamiento adecuado puede tornarse una condición crónica.

Casi todo lo que haces implica el uso de tu espalda, así que raramente los problemas en la columna son consecuencia de una sola actividad o accidente, la mayoría de las molestias son el resultado de un largo periodo y de factores como dormir o sentarse inapropiadamente, el mal manejo del estrés, o trabajo que involucra resistencia o fuerza física.

En nuestras actividades diarias podemos evitar el dolor de espalda con hábitos adecuados como la postura que adoptamos al sentarnos, caminar o trabajar. Haz que el cuidado de tu columna sea parte de tu rutina, poniendo en práctica las siguientes recomendaciones:

¿Cómo prevenir el dolor de espalda?

Mantén una posición adecuada Dicha posición se consigue:

  • Llevando los hombros suavemente hacia atrás.
  • Manteniendo la cabeza levantada con el cuello recto.
  • Contrayendo ligeramente los músculos del abdomen.
  • Cuando te agaches, flexiona las rodillas, nunca inclines el tronco hacia delante, esto te causará molestias en tu espalda. 
  • Limita las posturas que tiendan a curvar la espalda, hundirla o torcerla. –
  • Ten cuidado con los esfuerzos, evita cargar grandes pesos con una postura incorrecta. Asimismo, después de un esfuerzo físico, es importante que realices ejercicios de relajación y estiramiento.
  • Fortalece tus músculos de la espalda realizando actividad física, imprescindible para que la espalda se mantenga firme y flexible y no nos duela.
  • Evita estar sentado mucho tiempo con la misma posición. Es aconsejable levantarse cada 30-40 minutos. 
  • Durante tus pausas laborales, integra ejercicios de estiramientos para evitar que algunos miembros corporales se atrofien o sufran lesiones; además tendrás un espacio de relajación e integración con tus compañeros.

Si tienes que estar sentado por largos periodos de tiempo, debes tener soporte para los brazos y la espalda, procurando que el cuello no esté en posición forzada, ya que en ocasiones el dolor de columna es reflejo de un problema lumbar o cervical.

  • Regula tu nivel de estrés poniendo en práctica una respiración más lenta y profunda, que además de relajarte y reducir tu tensión, contribuye a mantener una postura erguida.  

Es importante mantener tu espalda en las mejores condiciones, así no sólo evitarás molestias futuras que te impidan hacer las actividades que más te gustan, sino ayudarás a conservar tu salud  general, recuerda que Cuidarte es lo más importante.

Te puede interesar

¿Cómo ayudar a reducir el cáncer? Mi vida, mi regalo ¡Cuídala!
¿Cómo ayudar a reducir el cáncer? Mi vida, mi regalo ¡Cuídala!
¡Adiós caries!
¡Adiós caries!
Vacunación durante el embarazo
Vacunación durante el embarazo
Los estiramientos ayudan a mantener músculos flexibles y preparados
Los estiramientos ayudan a mantener músculos flexibles y preparados