Compartir
flecha

Actividad física: Evita complicaciones de salud

La actividad física frecuente en adultos mayores puede prevenir enfermedades, complicaciones de salud, subir la autoestima, la vitalidad y el estado de ánimo

Actividad física: Evita complicaciones de salud en el adulto mayor

icono
Marzo 26, 2017
icono
22 Comentarios
icono
70 Likes
icono
30 Compartidos

La actividad física frecuente es una forma de evitar enfermedades y complicaciones de salud, incrementar la autoestima, la vitalidad y mejorar el estado de ánimo, sin embargo, algunas personas consideran erróneamente, que la edad es un impedimento para realizar cualquier tipo de ejercicio y darle un poco de movimiento a su cuerpo.

En los adultos mayores la práctica regular de actividad contribuye notablemente a mejorar la calidad de vida, conservar la fuerza y energía, mantener y recuperar el equilibrio físico y psíquico y promover los niveles de independencia, tan importantes para los las personas adultas.

Y es que a partir de los 60 años, la actividad física moderada tiene grandes beneficios, como:

  • Incrementa la esperanza de vida
  • Ayuda a prevenir enfermedades como el cáncer, hipertensión, diabetes y enfermedades coronarias
  • Mejora la coordinación, el equilibrio y disminuye el riesgo de caídas
  • Mantiene la masa muscular
  • Mejora las relaciones sociales y el estado de ánimo
  • Controla el peso corporal
  • Mejora la calidad del sueño

Pese a las constantes recomendaciones sobre la importancia de practicar un deporte, y las diferentes opciones de actividad física a la medida, a partir de los 50 años de edad el nivel de sedentarismo en las personas suele incrementarse, lo que repercute en una disminución de la calidad de vida y la aparición de enfermedades y dolencias que podrían prevenirse.

Algunas actividades básicas que se pueden realizar para tener una adultez sana y llena de energía son:

  • Realizar cortas caminatas a paso rápido por el vecindario
  • Montar en bicicleta, nadar o hacer aeróbicos dirigidos
  • Labores de jardinería, bricolaje o clases de manualidades
  • Gimnasia, Yoga, Pilates o una buena rutina de baile siempre serán opciones diferentes y entretenidas que pueden traer grandes beneficios para la salud

La recomendación entonces, es hacer actividad física 3 o 4 veces por semana con una duración moderada de 20 a 30 minutos. La supervisión y asesoría de tu médico de familia es ideal si no se está acostumbrado a realizar algún tipo de ejercicio, así mismo, las actividades diarias y quehaceres del hogar también constituyen una buena forma de mantenerse ocupado y activo en el día a día.

Cuéntanos, ¿Cómo te mantienes activo y saludable día a día?

FUENTES:

http://www.who.int/dietphysicalactivity/factsheet_olderadults/es/ http://www.socgeriatria.cl/modules.php?name=News&file=article&sid=68

Te puede interesar

Señales de alarma. Ayúdanos a prevenir el abuso sexual
Señales de alarma. Ayúdanos a prevenir el abuso sexual
Previene lesiones en tus manos por el abuso de la tecnología.
Previene lesiones en tus manos por el abuso de la tecnología.
Métodos de planificación masculina
Métodos de planificación masculina
Enseñarle a leer a tu hijo es más fácil de lo que crees, aprende cómo
Enseñarle a leer a tu hijo es más fácil de lo que crees, aprende cómo